Santo Domingo.- República Dominicana debutará en el Mundial Sub’20 de fútbol de Argentina con la vista puesta en superar la fase de grupos, en la que se citará con las selecciones de Brasil, Italia y Nigeria.

Lograr la clasificación a octavos de final es el gran desafío.

En pos de ese objetivo la plantilla no descarta el camino a través del tercer puesto del Grupo D, que plantea un altísimo nivel de exigencia, afirmó el seleccionador Walter Benítez.

Jugar los partidos con «todos los jugadores al cien por ciento» constituye otro de los desafíos asumidos por la plantilla convocada por Benítez.

«Lograr clasificarnos en el grupo, sea como el mejor tercero, sería lo ideal, pero más allá de todo eso nuestra meta es que el equipo se encuentre en cada partido, pueda jugar, competir a la altura del rival y competir dignamente», dijo a EFE el cubano Benítez, al frente del equipo desde hace poco más de año y medio.

Él es uno de los principales artífices de este logro histórico para el fútbol dominicano y no solo en la categoría sub’20: es la primera vez que una selección de este país disputará un Mundial de la FIFA, a lo que se suma otro hecho sin precedentes, la clasificación para los Juegos Olímpicos de París 2024.

Ahora «las expectativas son llegar a la competición en un nivel más alto del que tuvimos en la eliminatoria», afirmó Benítez.

Destacó el aprendizaje obtenido a través de los partidos amistosos con selecciones «de mucho nivel».

Admitió que en el principio le costó a sus jugadores. «Pero poco a poco nos hemos ido acostumbrando y esta semana ya toca pulir los detalles que nos hagan enfrentar a los rivales tan potentes que tenemos en el grupo», manifestó.

Benítez dijo que confía en que sus pupilos «rindan al máximo».

«En estos días que nos quedan poder tener al grupo al cien por ciento es nuestra mayor esperanza, que cada uno pueda dar lo mejor de sí», agregó.

Para el Mundial han sido convocados veintiún jugadores de los que nueve compiten en el extranjero y doce en el fútbol local y a los que no se ha podido unir finalmente por lesión el lateral Charbel González, del Real Oviedo español.

En República Dominicana, las miradas están puestas en el desempeño del mediocampista Ángel Montes de Oca, del club local Cibao.

También se presta gran atención por cómo actuó en las eliminatorias de la Concacaf el extremo izquierdo y capitán Edison Azcona, del Inter Miami.

Pero Benítez no quiere apostar por el papel de la defensa, el mediocampo o la delantera, pues «el orden táctico debe estar en todas las líneas, no especificar en una o decir que tal línea es la más fuerte».

«Ese equilibrio que debe existir en todo el equipo nos va a llevar al éxito, así que es lo más importante y fuerte que debemos tener», consideró.

Comentarios de Facebook